Es importante leer la Biblia. Es esencial para los que creemos en Dios acercarnos a su Palabra. Porque acercarnos a su Palabra nos ayuda a conocer las cualidades de Dios. De esta forma, leyendo la Biblia podremos tener una imagen más clara de Dios. Cuando parece que todo está bien y también cuando sufrimos.

Hoy compartimos un versículo en el que conoceremos un poco más de Dios. Según Deuteronomio 4:31 "El Señor tu Dios es Dios compasivo; no te abandonará, ni te destruirá, ni olvidará el pacto que El juró a tus padres"

Podemos decir sin temor a equivocarnos que Dios es

  • Compasivo: es decir tiene misericordia de los que sufren penalidades. Entiende lo que sentimos mientras sufrimos y nos alivia.
  • Ama a sus hijos de forma que no nos abandona ni nos destruye.
  • Tiene muy buena memoria y cumple siempre su Palabra.

Este versículo nos consuela. Sabemos que tenemos un Dios que se compadece, no nos abandona ni nos destruye. Y además siempre cumple lo que dice. No tenemos a un Dios lejano que simplemente nos mantiene vivos. Dios no es así. Él siempre está a nuestro lado y conocerle cada día más nos hará distintos, con el poder de su Espíritu Santo nos irá renovando.

Acércate a la Palabra de Dios, descubre sus promesas y a su Hijo Jesucristo. "Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado."

 

Te invitamos a visitarnos en C/García Morato 28 de Bailén (Jaén). Puedes seguir las novedades de nuestro blog y hablar con nosotros en las redes sociales +Facebook y +Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *