La imagen con mensaje hoy nos acerca al versículo de Deuteronomio 32:2 en el que leemos "Caiga como la lluvia mi enseñanza,y destile como el rocío mi discurso, como llovizna sobre el verde prado y como aguacero sobre la hierba."

Si lees Deuteronomio 32 se trata del cántico de Moisés en el que anima a la asamblea de Israel a proclamar a Dios y darle en nuestras vidas la grandeza que sólo Él merece. Habla de la perfección de su obra, de la justicia de los caminos de Dios. Habla de la fidelidad de nuestro Dios. Anima a algo muy importante.Dice el versículo 3 "Porque yo proclamo el nombre del Señor; atribuid grandeza a nuestro Dios."

Podemos ver la relación tan especial que Dios tenía con Moisés transmitiendo su voluntad a su Pueblo. También podemos afirmar que Dios quiere tener una relación con nosotros. No somos Moisés pero si somos hijos de Dios, si somos creyentes, tenemos al mismo Dios que Moisés. El mismo que quiere acercarse a nosotros. Dios demuestra su fidelidad cada día de nuestra vida aunque a veces ni la notemos. Parece que sólo cuando llegan los problemas es cuando le necesitamos.

Moisés quería que esta enseñanza que venía de Dios fuese algo que fuese bendiciendo al pueblo, que fuese haciéndoles crecer en el conocimiento de Dios. Esta es nuestra voluntad para ti. Nos gustaría que poco a poco fueses creciendo en el conocimiento de Dios. Que estos versículos y nuestras palabras, a veces más acertadas que otras, te acerquen a Dios y juntos tengamos la voluntad de agradarle en todos los aspectos de nuestra vida.

¿Os están gustando estas imágenes con mensaje? Escribid o comentad en Facebook 🙂

Te invitamos a visitarnos en C/García Morato 28 de Bailén (Jaén). Puedes seguir las novedades de nuestro blog y hablar con nosotros en las redes sociales +Facebook y +Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *