Esta canción me recuerda a los versículos que leemos en la Biblia, en la primera carta que el apostol Pablo le escribió a Timoteo en el capítulo 2 versículos 1 al 6. 
Los copio aquí para que nadie lo tenga que buscar.
“Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad.Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador,el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo.” Espero que reflexionemos en que la voluntad de Dios es que todos nos salvemos. Si lees el título de la página dice “que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor,  y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos,  serás salvo.” Debes hacerlo para salvarte.No pienses que Dios es tan bueno que Él te salvará cuando sea necesario, no lo hará porque Él también es el juez más justo que ha existido y existirá. No es que yo lo diga y esto es opinable, la Biblia es Su Palabra y en ella podemos leer en el libro del profeta Nahum 1:3 “Dios es tardo para la ira y grande en poder, y no tendrá por inocente al culpable.” 
Te preguntarás, de qué soy yo culpable? Yo también me hice esa pregunta, pensaba… yo no he matado a nadie, no robo, no suelo engañar en asuntos importantes, no soy tan malo como para que alguien me acuse de nada. Pero luego te hablan de la persona de Jesús. Un hombre que fue perfecto ante Dios y ante toda la humanidad. Que vivía lo que hablaba de manera que las personas que le rodeaban se asombraban de su autoridad. Este hombre perfecto como nadie, que ayudó a todo aquel que le rodeaba no se quedó en ayudar y sanar físicamente al que estaba enfermo porque también tenía el poder de Dios, sino que murió por mí, Dios se hizo humano en Jesús para sacrificarse por mí, cómo puede ser eso? en qué se parece este Jesús a cualquier persona que nos rodea? en qué se parece este amor al que yo veo alrededor? es entrega total, no puedo entenderlo.

Yo he comprobado ese amor en mi vida y no creo que pueda alcanzar jamás esa entrega. Pero no puedo hacer nada más que mirar a Jesús, arrepentirme de mis pecados y confiar en su misericordia, en la misma que leemos en los evangelios que tuvo con los que le rodeaban. Cualquiera no moriría por mí, pero la Biblia dice “Ciertamente,  apenas morirá alguno por un justo;  con todo,  pudiera ser que alguno osara morir por el bueno.Mas Dios muestra su amor para con nosotros,  en que siendo aún pecadores,  Cristo murió por nosotros.”


Dios puede salvarte, y el que murió en la Cruz lo hizo para que podamos salvarnos a través del arrepentimiento de nuestros pecados y creyendo en Él. Y así vivir nuestra vida en paz con Él y toda la  eternidad en su compañía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *